Los hábitos de vida saludables se encaminan hacia la personalización de la nutrición

Los Cursos de Verano de El Escorial de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) acogen este martes la formación ‘Papel de las nuevas tecnologías en la comunicación con el paciente’, una iniciativa impulsada por el Grupo Mediforum que busca promover la comunicación en salud digital como una herramienta óptima para contribuir a una toma de decisiones adecuada y facilitar, así, una buena gestión de la salud.

La segunda mesa, bautizada con el nombre ‘Genética y nutrición’, ha sido moderada por Joaquín Poch Broto, presidente de la Real Academia Nacional de Medicina de España, y ha contado con la participación de Antonio López Farré, profesor de la Facultad de Medicina de la UCM; José Luis Enríquez, CEO de Real Life Data; José Manuel García García, decano de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Castilla-La Mancha, y Khaoula Zekri, nutricionista del Aula de Innovación Tecnológica y Clínica Aplicada.

“Cuando todas las terapias fracasan, la nutrigenética nos permite conocer por qué fallan”

Tal y como ha manifestado Zekri, la nutrigenética es una de las ramas que más fuerza está cogiendo en el ámbito de la investigación. “Cuando todas las terapias fracasan, la nutrigenética nos permite conocer por qué fallan y, además, aporta una motivación para los pacientes cuando se encuentran estancados en el proceso de pérdida de peso”, ha explicado.

En la misma línea se ma mostrado el profesor López Farré, quien ha anunciado que la Comunidad de Madrid está desarrollando en este campo el proyecto GenObIA, una investigación coordinada por el propio docente y que tiene como propósito la creación, mediante inteligencia artificial, de un algoritmo predictivo para intentar identificar personas que van a tener sobrepeso u obesidad. 

“El proyecto GenObIA va a ofrecernos pautas sobre qué tipo de ejercicio físico y qué alimentación va a ser mejor, tanto para deportistas de primer nivel como para individuos comunes”

El proyecto GenObIA, ha añadido el profesor García García, “va a ofrecernos pautas sobre qué tipo de ejercicio físico y qué alimentación va a ser mejor, tanto para deportistas de primer nivel como para individuos comunes”.

“Nuestra conclusión es que, cada persona, debe tener una nutrición exclusiva“, ha declarado, por su parte, José Luis Enríquez. El máximo responsable de Real Life Data ha anunciado que su compañía busca el desarrollo de algoritmos que “personalicen la nutrición”. Para ello, utilizan el Big Data centrándose en cuatro puntos: la nutrigenómica, la agrigenómica, los procesos metabólicos y el análisis de las proteínas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *