El mundo en llamas

¿Por qué hay tantos incendios y cómo nos afecta?

Con la alteración de los patrones atmosféricos causados por el cambio climático, nos enfrentamos a un cambio de regímenes que hace que las temporadas de lluvia o sequía sean más extremas, así como las estaciones de invierno y verano reporten temperaturas más extremas que siguen rompiendo récords año tras año, principalmente desde el 2001.

Mientras sigue subiendo la temperatura en el hemisferio norte durante este verano, en el Pacífico acaba de terminar el Fenómeno El Niño (ENOS). Las altas temperaturas de ambos fenómenos climáticos han secado grandes extensiones de vegetación en el mundo entero.

La región de Siberia lleva meses ardiendo, y se estima que se han quemado más de 5 millones de hectáreas y la nube de humo ha llegado a medir más de 7 millones de km 2, cubriendo gran parte de Rusia y el polo norte con un aire tóxico, incluso llegando hasta Alaska donde también se están registrando incendios.

En el 2010, cuando ocurrió un evento similar en este país,
se reportaron cerca de 55mil muertes por exposición al humo.
©Nasa Earth Observatory 2019

Igualmente preocupante ha sido el incremento de incendios en el cono sur del continente africano también debido a las prácticas agrícolas, donde se estiman cerca de 10mil focos de incendios en Angola, Republica del Congo, Tanzania y Zambia.

El problema es que, aunque un 90% de los incendios inician por actividad humana, las sequías prolongadas aumentan el riesgo de propagación del fuego, lo cual los ha vuelto incontrolables en gran medida.

Pero la gran noticia que prendió las alarmas a nivel mundial han sido los incendios en el Amazonas, en la frontera de Brasil, Bolivia y Paraguay. Cada año, durante esta época, se realizan quemas para preparar el suelo para cultivos y ganadería, año tras año se ha ido expandiendo la frontera agrícola llegando a causar la pérdida de miles de hectáreas de selva y bosque tropical.

La comunidad mundial ha puesto sus ojos sobre este “pulmón del mundo” haciendo un llamado a los gobiernos locales, quienes no actuaron de manera efectiva ya que incluso se anima a los agricultores a realizar esta práctica de las quemas para remover la capa vegetal y dejar el suelo con nutrientes para la próxima siembra.

Esta presión global ha logrado que el gobierno de Brasil prohibiera las quemas durante dos meses mientras se controlan cerca de 2127 focos de incendio actuales, y de igual manera el gobierno de Bolivia desplegara sus fuerzas con ayuda internacional para apagar cerca del 85% de incendios en ese país.

¿Que tienen que ver estos incendios con Colombia?

La cuenca del Amazonas no es solamente una selva, este bioma es responsable de producción de oxígeno y regulación del clima. Incluso en Colombia las corrientes atmosféricas que traen las épocas de lluvia y los vientos alisios están directamente relacionadas con este ecosistema. Tal es la conexión que tenemos, que debido a los incendios que están ocurriendo, durante el fin de semana se prendieron las alarmas por la baja calidad de aire en ciudades como Bogotá.

Emisiones de Monóxido de carbono entre agosto 8 y agosto 22 de 2019. © NASA/JPL-Caltech

Sumado a esto, y ya que el fenómeno El Niño pasó dejando grandes áreas secas, en el mismo territorio colombiano también se están registrando incendios en la Sierra Nevada de Santa Marta, Casanare, Huila, Tolima y otros departamentos

Durante varios días se seguirá registrando una baja calidad del aire en Bogotá y otras ciudades de Colombia, lo cual incrementa las afectaciones pulmonares, causa irritación ocular, asfixia, dolor de cabeza e incluso problemas cardiovasculares.

¿Qué debemos hacer?

  • Evitar las quemas de vegetación (o incluso los asados con carbón).
  • Utilizar tapabocas (preferiblemente con filtro PM2.5)
  • Pedir a los gobiernos acción inmediata para ayudar a apagar los incendios.
  • Apoyar iniciativas que trabajan por la reforestación de los bosques.
  • Participar en jornadas de siembra.
  • Cambiar hábitos de consumo (Evitar la carne, productos de soya y palma de aceite).
  • Comparte la información con tus seres queridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *